Marcha Mundial de las Mujeres en México

Haiti – Kenía “Ocupamos las calles en solidaridad…

“Ocupamos las calles en solidaridad con las mujeres que en otros lugares del mundo no pueden hacerlo”

“Ellas están presentes”

Las convenciones de Ginebra son claras: la violación es un crimen de guerra. Y desde la sentencia del Tribunal Penal Internacional de Arusha, la violación de las mujeres es un crimen contra la humanidad. Hay que señalar que, a pesar de no estar planificados, los crímenes sexuales de los cascos azules se están volviendo tan repetitivos que pueden convertirse en masivos.

Sí, en efecto, todas las operaciones de mantenimiento de la paz se transforman en destrucción de vaginas, en violaciones de muchachas bonitas…

HAITI

Mujeres violadas, niñas, niños abusados, tráfico humano: Las denuncias son viejos datos. La indiferencia también.

Violaciones, pedofilia y tráfico humano con destino al comercio sexual parecen formar parte del programa a cumplir por las tropas de la Organización de Naciones Unidas (ONU) desplegadas hoy en Haití. Las denuncias acerca de actos de esta naturaleza comenzaron casi al unísono del despliegue de los cascos azules en el territorio en febrero de 2004.

Expresamos nuestra indignación frente a los casos de abusos sexuales perpetrados en contra de mujeres y menores en Haití por 108 soldados y 3 oficiales de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), todos originarios de Sri Lanka. CONAP (una plataforma de organizaciones feministas muy activa y reconocida en el país), en carta al presidente en 19 de noviembre de 2007, exige que el gobierno haga más que protestas y declaraciones para que en fin las violencias perpetradas en total impunidad por los ocupantes sean severamente condenados por las instancias nacionales competentes. Ellas demandan:

Acciones para obtener el informe de la ONU y su difusión publica;

Apertura de investigación par identificar el numero de mujeres y menores victimas y los otros contingentes de la MINUSTAH que han cometido violaciones sexuales contra las haitianas;

Acciones concretas para asegurar la representación de las victimas al Corte par que obtener justicia y reparación;

La salida de las tropas extranjeros de Haití.

Los crímenes sexuales que perpetran los soldados de la paz se multiplican en varios países del mundo (Costa de Marfil, República Democrática del Congo, Liberia, Kosovo, etc), pero es en Haití que los 1.600 militares y 1.700 policías integrantes de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización del país fueron denunciados de manera particular por aprovecharse de la población local.

Amparados en su inmunidad respeto a las leyes vigentes en la nación más depauperada del hemisferio, los cascos azules prostituyeron a niñas, niños y mujeres a cambio de alimentos o dinero,

violaron a otros y cometieron todo tipo de atropellos. Basta recordar el caso de una niña de 11 años abusada por integrantes de esa tropa frente al capitalino Palacio Presidencial, o el del varón menor de 14 años, violado en una base naval establecida por la ONU en ese país. A pesar del detallado examen médico presentado por defensores de los derechos humanos, la denuncia sobre ambos sucesos fue desestimada por el ente internacional ante “la falta de evidencias”.

Varios ciudadanos y ciudadanas haitianas así como un gran número de organizaciones de la sociedad civil del país vienen exigiendo que se juzgue y castigue a los soldados agresores cuya implicación en casos de abusos sexuales sobre menores haitianas fue comprobada en un primer informe de los servicios de control internos de la ONU.

En el caso de los 108 militares de Sri Lanka, ellos fueron repatriados por las Naciones Unidas, el 3 de noviembre de 2007. Posteriormente, las autoridades de dicho país abrieron una investigación sobre el caso antes de “someter a la justicia a los soldados cuya culpabilidad haya sido establecida”, según informó el jefe civil de la MINUSTAH, Hédi Annabi, quien añadió que “es absolutamente inaceptable que los actos de algunos puedan manchar la reputación de la misión”.

Koffi Annan cuando fue secretario general de la ONU, él mismo es responsable del departamento de mantenimiento de la paz, declaró la “tolerancia cero” para todo el personal de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, exhortando vivamente a los Estados miembros a hacer lo mismo con sus contingentes nacionales”. Toda la incoherencia jurídica está ahí.

Los cascos azules, en todos los terrenos de operaciones por la paz, sólo pueden ser enjuiciados por las jurisdicciones militares de sus propios países y no por el Tribunal Penal Internacional de La Haya. Parece evidente que es necesaria una instancia para juzgar a los autores de estos actos de barbarie, estos ataques a la dignidad humana, especialmente de las mujeres. La violación no es una condición del mantenimiento de la paz…

Fuentes:


Carta Abierta al Presidente del Republica, CONAP, 19/11/07
http://www.pieldeleopardo.com/modules.php?name=News&file=article&sid=4108
http://www.pieldeleopardo.com/modules.php?name=News&file=article&sid=4145

KENIA

Pre-elecciones

En las semanas previas a las elecciones en Kenia, fueron reportados incidentes de violencia contra candidatas debido a sus posiciones políticas – tanto cívicas como parlamentarias. Estos casos aumentaron en un número alarmante, aunque se supone que el número que se conoce hoy debería ser aún mas alto, pues muchos casos no fueron reportados por los medios de comunicación.

La violencia contra las candidatas es un hecho que todos los partidos políticos – particularmente los grandes – tienen en común. Las mujeres son el blanco, simplemente porque son mujeres. Muchas de ellas no disponen de los recursos necesarios para su seguridad personal, incluso aquellas que triunfaron en las internas del partido en la carrera hacia las elecciones.

Aunque las candidatas fueron tan vulnerables a la violencia como los candidatos presidenciales, el gobierno eligió darle seguridad sólo a estos últimos, lo que se transformó en un componente crítico de las elecciones generales de 2007. Es necesario recordarle al gobierno que éste tiene la obligación de proteger a cualquier persona o grupo cuyos derechos civiles y políticos estén amenazados. A pesar de la insistencia de las organizaciones de la sociedad civil para que el gobierno cumpla con su obligación de proteger a cualquier persona o grupo cuyos derechos civiles y sociales estén amenazados, sin importar su afiliación política, se ha hecho muy poco para proteger a las candidatas, y los atacantes gozan de impunidad aún en los casos en los son identificados por sus víctimas.

Alice Onduto, una candidata que perdió en las elecciones para congresistas de Lugari, recibió tres disparos realizados a corta distancia, cuando estaba en la parte trasera de su coche esperando que se abriera el portón de su casa en Nairobi el 31 de Noviembre de 2007. Nada fue robado por los atacantes, que desaparecieron luego de disparar.

Aún peor es que la violencia no sólo es infringida contra las candidatas, sino contra las mujeres de las familias de los candidatos.

La esposa e hijas del candidato Parlamentario de Kisauni y su empleada doméstica: fueron violadas y golpeadas por sus opositores

Post elecciones :

Mas de 500 personas murieron y aproximadamente 250.000 fueron desalojadas de sus hogares por violencia étnica desatada desde que Mwai Kibaki fue declarado vencedor de las elecciones presidenciales del 30 de Diciembre.

Observadores internacionales de los comicios relataron que los resultados presidenciales no son creíbles debido a las enormes irregularidades en el recuento de votos en la entidad oficial.

Gathoni: de 28 años, una verdulera que hasta las elecciones vivió con Joanne y su hijo Eric de 7 años, en la enorme barriada de Kibera, ahora no tienen a donde ir y no tienen como sustentarse. “Había hombres que tiraban piedras que cortaron la boca de Eric” explica Gathoni cuando cuenta por que abandonaron su casa. “Ellos decían que Kibaki robo las elecciones y que no querían ver a ningún Kikuyys (el grupo étnico de Kibaki) en Kibera. Ellos nos sacaron y nos quitaron todo lo que teníamos en casa”.

Las violaciones han también aumentado desde que fueron declarados los resultados controversiales de las elecciones presidenciales. En la violencia que arrasó varias áreas residenciales de la capital keniana, las mujeres han sido particularmente afectadas, con por lo menos un hospital reportando un aumento en las víctimas de violaciones que fueron a buscar tratamiento. El Hospital de Mujeres de Kenia reportó que el 31 de Diciembre recibió 19 casos de violaciones, casi el doble del promedio diario.

“Parece como si se tratara de violaciones sistemáticas realizadas por bandas” dijo Sam Thenia el director del hospital. “Esto es sólo la punta del iceberg”, afirmó y agregó que aquellas que consiguieron llegar al hospital hablaron de otras mujeres que sobrevivieron a las violaciones pero que no pudieron buscar tratamiento por la situación de falta de seguridad que no les permite atreverse a salir de los asentamientos informales o por falta de transporte.

Las víctimas de violaciones en Nairobi, vienen principalmente de las barriadas de Kibera, Korogocho, Mathare y Dandora, según Thenya. Sobretodo son los que apoyaron a Odinga los que desataron la violencia contra omunidades que habrían votado por Kibaki. También se han reportado casos de represalia.

Fuentes:

http://www.irinnews.org/Report.aspx?ReportId=76068

http://www.guardian.co.uk/kenya/story/0,,2237448,00.html

http://216.180.252.4/archives/index.php?mnu=details&id=1143978268&catid=4&PHPSESSID=a363f80f821532b90dac3c99ce75d56d

http://www.guardian.co.uk/kenya/story/0,,2236014,00.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: